A LOLLAPALOOZA LE GUSTA EL ARTE

A LOLLAPALOOZA LE GUSTA EL ARTE

Lollapalooza, además de ser una propuesta musical variada, que abarca estilos como el rock, el pop, la electrónica, el hip-hop y trap, entre otros estilos, le da lugar a otras expresiones artísticas. Este año, contará con la participación de artistas como Marta Minujín, Pablo Reinoso, Cynthia Cohen y Matías Duville.

Marta Minujín presenta la Escultura de los Deseos
Las esculturas del mundo y desde tiempos remotos han sido macizas, pesadas y realizadas con materiales arduos y eternos (mármol, bronce, granito). Esta escultura, por el contrario, es inflable y blanda. Es un estudio de las formas que cambian y que se convierten en sólidas impulsadas por aire. Las formas se van inflando hasta alcanzar su máxima rigidez. Los colores fluo ayudan a que la forma se defina y el impulso del aire sea fundamental para que se mantenga en pie. Lo que diferencia de ser una escultura blanda e inflable con la escultura tradicional, es que esta es una anti-escultura. Con el agregado de efectos especiales cobra vida para que la gente pueda participar y vivir en arte.

Pablo Reinoso
Este año, Reinoso vuelve a participar en el festival con la obra Lolla Chill Out. Una instalación realizada especialmente para ofrecerle al público un lugar de relax y disfrutar de una experiencia musical inolvidable.

Cynthia Cohen
La rige el arte. La pintura es su medio, su manera de comunicarse y de percibir el mundo. Para intervenir el corpóreo de Lollapalooza que da la bienvenida al festival, pensó que la serie sobre anillos y piedras preciosas de sus obras, era la adecuada. Trabajó sobre la materialidad para que se lea la idea del brillo y el reflejo, y eligió el vinilo metalizado de colores para realizarlo y obtener el efecto deseado. La idea es que cada uno pueda verse reflejado, para estar de alguna manera, inmerso en Lollapalooza.

Matías Duville presenta Centolla Society
Un proyecto sonoro y visual llevado a cabo por los hermanos Duville. Pablo Duville (sintetizadores, bajo y voz) y Matías Duville (Guitarra y coros). Su atmósfera muta constantemente y se despliega entre el sonido surf, psicodelia, new wave y lo indescifrable. En sus shows la centolla cabalga sobre sus múltiples alter egos, alternando canciones de sus diferentes proyectos. Las acciones incluyen despliegue de capas de terciopelo, alfombras y visuales. Entre bocanadas de humo artificial y juegos de luces, la tensión electrónica drásticamente puede mutar en un formato minimalista. No te lo pierdas en el área Las Casitas.