Bestia Bebé: “Siempre se van experimentando cosas nuevas”

Bestia Bebé: “Siempre se van experimentando cosas nuevas”

En la escena de la explosión del indie local junto con la música independiente, emerge del barrio de Boedo Bestia Bebé. En 2011, Tom Quintanas, baterista de Go-Neko!, ideaba un proyecto de banda. En 2013, lanzó junto a Chicho Guisolfi, el Polaco Ocorso y Topo Topino, el disco debut del grupo homónimo.

Así comenzó el camino de este rock barrial encabezado por Quintans. En noviembre de 2015 sacaron el álbum más reciente, Jungal de metal 2, y tal como el primero, fue producido por Laptra Discos, la empresa encargada de abrirle las puertas a las bandas autogestionadas que tiene como cara visible a Él Mató a un Policía Motorizado.

Por otro lado, el domingo 14 de agosto se realizó el Festival Ahora en Ciudad Cultural Konex y Bestia Bebé estuvo a la cabeza. Las Ligas Menores, Maringa Fages & Chicas de Humo y Paula Maffia fueron algunos de los nombres que integraron el line up.

– ¿Sentís que Bestia Bebé fue mutando su forma de hacer música y de trabajo?
– No sé si crece o evoluciona. Cambia, es inevitable. Si se mantiene todo igual me aburro, mismo las canciones que hago. Obvio que la banda se profesionalizó un poco más. Tenemos mejores instrumentos y pedales que los que teníamos antes. Pero en cuanto a la composición, uno siempre va experimentando cosas nuevas.

– ¿Qué pensás de la escena indie hoy en día, que creció bastante en este último tiempo?
-Hay bastantes bandas, que es lo más importante. No sé si fue tan poco tiempo. Pondría como puntapié el primer disco de Él Mató que salió en 2004, van a ser como 12 años, más de una década. Comparado a esa época, creció mucho. También hay más lugares para tocar o está un poco más organizado todo comparado con el 2004 y lo que pasó con Cromañón. Por ahí a los grandes medios tardan en llegarle las cosas pero ahora se le está dando un poco más de bola.

– ¿Cómo se maneja Laptra Discos?
– Si bien es un sello, somos nosotros mismos, está manejado por las bandas. No es de alguien, no tiene un presidente o un jefe. La mayoría somos amigos que nos conocemos hace mucho, así fue como nació y como funciona hasta ahora. Es más una comunidad en la que nos apoyamos entre nosotros para que sea todo más fácil.

– ¿Qué opinás de las discográficas comerciales internacionales?
– Supongo que como en todos los ámbitos, hay de todo. Debe haber algunas más mercenarias y otras que no. Es una forma de trabajo diferente a la nuestra pero tampoco está mal. Lo que sí está mal es que se aprovechen o usen a las bandas, porque es una industria y tienen que vender, y si no vendés, no servís.

– ¿Están trabajando en algún proyecto nuevo actualmente?
– El último disco salió en noviembre, así que estamos tocando y presentando el álbum. Tenía la idea de regrabar los temas del último material y sacar Jungla de Metal 2 reversionado.

– Respecto al Festival Ahora, ¿cómo se fue armando?
– Nosotros solemos tomar todos los recitales de la misma manera. Tocamos igual en un lugar grande que en uno chico. Tampoco preparamos un show especial o invitados. Somos más de ir, tocar nuestras canciones y listo. Dar lo mejor de nosotros mismos también, por supuesto.