EL PLAN DE LA MARIPOSA: “ROCK EN BARADERO NOS NUTRE DE TODA LA MÚSICA QUE HAY”

EL PLAN DE LA MARIPOSA: “ROCK EN BARADERO NOS NUTRE DE TODA LA MÚSICA QUE HAY”

En el marco de la presentación oficial del Rock en Baradero, hablamos con Sebastián Andersen, cantante de El Plan de la Mariposa, quien nos contó acerca de la invitación para el año que viene, además de sus sensaciones por la presentación de su disco más reciente en Vorterix, en el mes de agosto.

-¿Con qué se va a encontrar el público en el Rock en Baradero? Para los que no los conocen… ¿cómo se preparan para este show?
-Somos un grupo humano de personas que están entregadas y conectadas con el acto de hacer música. Creo que la música tiene mucho que ver con las emociones: es lo que nos ayuda para conectarnos con lo que sentimos. Entonces siento que el venga a vernos va a estar en esa sintonía, que tiene que ver con compartir un ritual que es cantan, tocar y, en definitiva, emocionarse.

-¿Baradero es un premio por todo lo trabajado este año?
-No sé si premio, pero ojalá que sea un día espectacular para compartir la música que nos gusta mucho. Que nos hayan invitado nuevamente es algo lindo e importante que valoramos mucho y ojalá podamos tocar en todos los Baradero que haya. Es algo que nos hace bien a nosotros y lo sentimos positivo. Nos da la posibilidad de no solamente tocar, sino nutrirnos de toda la música que hay.

-Ya estuvieron este año, ¿qué recuerdos les quedaron de su participación y que les gustaría volver a repetir?
-El recuerdo más fuerte es la lluvia. Siempre es un riesgo en este tipo de festivales y ojalá que el año que viene no se repita y tengamos revancha. Nos motiva mucho formar parte de un evento así. Es algo que nos hace bien como sociedad, como seres humanos. La música nos permite conectar con nosotros mismos y con los demás. Es un gran festejo. Además, lo ideal sería ir para tocar el sábado, pero estar los tres días.

-Lo de las emociones se pudo sentir en Vorterix, cuando aparecieron carteles con la cara de Santiago Maldonado durante Cruz del Sur, ¿lo sintieron así?
-Sí, creo que esas cosas que pasan en la humanidad, que están conectadas con la injusticia, muchas veces tienen un momento de emoción en rituales como estos. Creo que es parte de la historia de la música y del rock. Son situaciones que por ahí nos cuestan conectar en estos tiempos, pero cuando afloran las emociones, afloran las cosas que nos están preocupando, como Santiago Maldonado, los casos de gatillo fácil o de abuso de poder e innumerables generadores de dolor que tiene esta manera de vivir que, aparentemente, hemos elegido.

-Si bien después lo presentaron en La Plata, Bahía Blanca, Mar del Plata y cerrarán el año en Niceto, ¿cómo vivieron la presentación del disco en Vorterix?
-Era un desafío muy copado para nosotros. Nos daban ganas de ponernos a mover todo para que ese día fuese de festejo y tuvimos la bendición que vinieran muchas personas, se agoten las entradas y fuera una fiesta alucinante, donde todos cantaban muy a pleno canciones que habían salido hace muy poco.