La Parla de Raviolo: “Nos interesa el rock como cultura”

La Parla de Raviolo: “Nos interesa el rock como cultura”

Federico Morales, en voz; Andrés Quinteiro, en guitarra y coros; Joaquín Rodriguez, en guitarra; Nicolás Desulovich, en bajo y teclados y Juan José Greco, en batería y percusión; integran esta banda novedosa que no solo se dedica a tocar rock del puro sino que también incorpora otras disciplinas artísticas que rodean el concepto del rock como cultura.

En septiembre de este año, publicaron Mitologías Urbanas, en donde se manifiesta desde las letras y la instrumentación, un mundo imaginario plagado de personajes urbanos y guitarras estridentes. Morales y Quintero dialogaron con No lo vas a leer al respecto.

¿Cómo empezó la banda? ¿En qué ámbito estaban individualmente antes de formarla?
Quinteiro: Tuvimos proyectos en común antes de La Parla. Un día, en 2012, nos encontramos 5 tipos ensayando. Fue un año bastante intestinal, hubo mucho laburo interno. No salimos a tocar, solo hicimos un demo que se llamó Postales en la noche, pero no es un material distintivo, fue una necesidad del momento. En 2013 grabamos un EP con 2 temas como adelanto del disco y a finales de 2014 nos metimos de lleno a grabar.

¿Existe el personaje Raviolo?
Morales: Debe existir, es un poblador más del mundo imaginario.
Quinteiro: Cada tanto nos cruzamos algún raviolo por ahí, se nos pegan.

¿Fue intencional el hecho de que haya una presencia fuerte de la guitarra en este nuevo disco?
Quinteiro: Sí, lo planteamos así. Es un disco rockero. Las bandas de rock nacional han ido reemplazando la guitarra, por lo menos la última camada. El rol que cumple cada instrumento está más distribuido; nosotros volvimos un poco a ese rock de violas.
Morales: Es un sonido moderno pero que rememora el pasado. En la banda no hay una única línea cantante. Según el latido de las canciones, cuando no hay línea cantada, generalmente la que viene a superponerse sobre la base es la viola con su lenguaje. Eso hace un intercambio mágico.

En sus letras se encuentran historias protagonizadas por distintos personajes, ¿esa manera de contar estuvo hablada desde el principio o la fueron encontrando?
Quinteiro: la manera de contar la encontró Fede con sus letras. El tema de las micro-historias se fue dando a medida que teníamos en la cartera 15 o 20 canciones y encontramos que había afinidad entre algunas. Esas historias estaban hilvanadas por un concepto: la urbanidad y el lado B del día. Lo más importante es buscar siempre algo nuevo para decir, tener las herramientas para decirlo de otra manera está buenísimo. A mí me pasa desde la guitarra: un solo puede ser encarado desde mil lugares, a veces son más notas y otras menos. Todo le va dando una impronta distinta a la canción.
Morales: Todos los personajes que nos acompañan conforman un campo imaginario que fue creando la banda y en donde hay disponibilidad de climas, escenarios y personajes que cumplen ciertos requisitos. El lenguaje es muy amplio, todo forma parte de un crecimiento y una evolución. Creo que está buenísimo cuando te das cuenta que lo que hacías antes era malo porque significa que aprendiste y te superaste.

Además de la música, abordan otras disciplinas artísticas como la revista El Triángulo de la Merluza, ¿qué significa este medio gráfico para la banda?
Quinteiro: Es una revista que se reparte de manera gratuita en los shows. Todos están invitados a participar. Se lanza una consigna por las redes sociales y se reciben los textos. La revista tiene fotos, historietas, humor, poesía, algún escrito a modo de ensayo. La idea es continuar con el mensaje de la banda.

¿Por qué eligieron el rock como camino musical?
Quinteiro: No sé si fue una elección. Escucho rock por mi viejo, quien a los diez años me sentó a mirar la película de Woodstock. Tengo una esencia rockera. Después me encontré con la guitarra.
Morales: A mí, las canciones que más me impactaron fueron del rock. En mi casa se escuchaban los Beatles y Queen, pero yo los escucho recién ahora. Cuando era chico, fui a una disquería y elegí el disco de Los Ratones Paranoicos porque me gustaba la tapa. Nunca me atrajo el rock como vanidad o como un reducto de placeres como la fama, me atraían tipos que estaban comprometidos con una postura frente a la vida. Acá en Argentina hubo muchos. Me interesa el rock como cultura, tanto en lo musical como en otros géneros artísticos.

El 7 de noviembre se presentan en Makena, ¿qué puede esperar el público respecto a la fecha?
Morales: Va a estar Tony Traidor, monologuista y presentador de la banda; Emmanuel Rizzo, que es un artista plástico que va a presentar sus cuadros; se van a proyectar videos y se va a repartir una edición especial de la revista dedicada exclusivamente al disco.
Quinteiro: Todo esto es con el fin de incluir al público en ese mundo imaginario que creamos antes de que la banda salga a tocar.

Redactora: Mariana Leanza