La Vela Puerca: “El show en Atlanta será un viaje al pasado”

La Vela Puerca: “El show en Atlanta será un viaje al pasado”

La Vela Puerca brindó una conferencia de prensa, de cara a su presentación en el Estadio de Atlanta el 12 de noviembre y, también, en el marco del lanzamiento de la “cerveza puerca”, una birra especial por el festejo de sus 20 años, que se produjo en equipo con Antares y Cabesas Bier.

Estuvieron presentes Sebastián Enano Teysera, Sebastián Cebolla Cebreiro, ambas voces de La Vela PuercaRafael Di Bello, violero y Carlos Quijano, saxofonista; Leonardo Ferrari, de parte de Antares, y Rodrigo Rorro Ríos, por parte de Cabesas Bier.

¿Por qué una cerveza por los 20 años?
Teysera: La cerveza y el rock siempre fueron de la mano, la idea surgió de parte de Rorro y de Leo, hago cerveza en casa hace 4 años.
Ríos: La idea surgió primero de conocer a La Vela hace muchísimo tiempo, y bueno después de conocer a Leo. Sabíamos que teníamos en el fondo algo muy lindo que nos identificaba a los 3, nos llamamos entre todos hasta que se fue dando de a poco.

Desde Deskarado hasta Érase pasaron por distintos estilos, ¿a qué se debe?
Cebreiro: Siempre tratamos de tener la valentía de plantearnos un desafío disco a disco, es algo que nos inquieta porque después tenés que pararte en un escenario a defender esas canciones. Entonces, sos el primero que no se puede aburrir. Mirando al pasado, estamos orgullosos de cada álbum porque refleja el presente de ese momento. Podemos hablar sobre los mismos tópicos, pero no es lo mismo escribir una canción a los 20 años que a los 40.

Después de 20 años uno cambia, ¿hay algo que sigan haciendo igual?
Teysera: Muchas cosas, la fundamental es tomar las decisiones entre todos. Nos juntamos, nos cuesta mucho, es una gran democracia, todos son responsables de cada decisión.

¿Qué opinan del avance de la derecha en Latinoamérica?
Quijano: En lo personal me parece muy preocupante, de alguna forma lógica lo que estamos viviendo es que el péndulo se mueve de un lado al otro. No es nuestro estilo politizarnos ni hablar en ese sentido, por eso hablo a nivel personal.

¿En qué año dieron un salto en su carrera musical?
Teysera: En 2007, con El impulso, por la valentía que tuvo la banda de seguir el camino de la honestidad, sinceridad, más allá de la consecuencia. Podríamos haber seguido una célula que funcionaba. Con ese tipo de decisiones y valentías es que hoy estamos acá festejando 20 años.

¿Qué pueden contarnos sobre el cambio de lugar del show, que pasó de Ferro al estadio de Atlanta?
Cebreiro: Tuvimos un traspié con el lugar, teníamos la fecha confirmada hace varios meses. Por una disposición de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) lo suspendieron por 6 meses. La verdad es una jugada que a nosotros no nos gusta, hicimos todo lo posible por mantener la fecha en Ferro, pero nos queremos olvidar de todo eso. Lo importante es festejar los 20 años, el lugar es lo de menos. Queremos hacer hincapié en eso, la fiesta va a ser igual, vamos a hacer el mismo show, el que tenga la entrada que diga Ferro puede ir y no hay problema.

¿Cómo fue la transición de estar en una discográfica a ser independientes?
Teysera:
No es lo mismo ser independientes desde el principio que después de 9 años. Aprendimos un montón y vimos las dos caras de la moneda. Decidimos ser independientes sabiendo cómo, eso es muy bueno. Mi semilla es el nombre de la productora porque recién empezaba el sello, era algo que se estaba germinando, y había que regarlo con amor, orgullo e imaginación.
Cebreiro: Es un sello propio, no edita otras bandas ni tiene una estructura, es una lucha autoproducirnos, pero no somos una productora ni lo seremos, no nos dedicamos a eso.

¿Cómo es su proyección en un estadio?
Di Bello: Preferimos los shows chicos porque eso es ver a la gente próxima, cuando nos toca un show grande se disfruta, pero la distancia es otra. Lo de los 20 años se da por volver a festejar con algo grande.
Cebreiro: Lo del lugar es algo que se va construyendo con el tiempo. Tuvimos los oídos abiertos para escuchar los lugares en donde la gente nos quería ver. Dependiendo de ellos, fuimos construyendo nuestra idiosincrasia. La relación que tenemos con el público la llevamos mejor en un lugar chico, pero también la historia se volvió masiva y, en un determinado momento, estábamos haciendo un estadio, quisimos deshacer lo andado y volver a construir.

¿Cuál es su sueño ahora?
Teysera: Después tantos sueños soñados y muchos cumplidos, especialmente con la banda, pedir más sería muy pretencioso. Yo creo que lo que resta ahora es disfrutar de esos sueños cumplidos, del presente, especialmente ahora que estamos cumpliendo y festejando 20 años de vida impensables. Yo creo que está bueno ponerse desafíos porque nos gusta la música, hacer canciones y lo que hemos logrado, pero lo fundamental es vivir el presente, ese es el mayor desafío.

¿Qué cosas utiliza La Vela a diferencia de hace 20 años para nutrir artísticamente sus canciones?
Teysera: Plantarse un desafío nuevo, eso lo hemos hecho siempre. Se nutren con lo mismo, podemos hablar de diversos temas, pero a los 22 años lo ves de cierta manera y luego, más de grande, lo ves de otra. Los libros son los que realmente nutren, la música nueva, nuevos colegas, compartir experiencias, la vida en sí, el amor, desamor, amistad, valores.

Si tuvieran que elegir un momento en estos 20 años, ¿cuál sería?
Cebreiro: Cuando lanzamos nuestro primer DVD, lo sacamos a los 14 años de trayectoria, nos marcó que lo hayamos presentado en un cine con nuestros amigos y familia. Era la historia contada por todos, ya no era uno mostrándole las fotos a nuestros padres o hermanos.

¿Cómo sienten ustedes que haya mucha gente que los sigue que no había nacido cuando surgió la banda?
Teysera: Cuando te dicen “voy con mi hijo”, te sentís un poco viejo, pero lo sentimos con mucha alegría. Cuando es una familia y 3 generaciones te van a ver, te asombra, pero no somos nosotros, son las canciones las que se metieron en la gente.

¿Qué consejo le darían a una banda que recién empieza?
Quijano: Hacelo vos mismo, no buscando un éxito. Háganlo porque les gusta, como lo hicimos nosotros: nos encantaba, no buscábamos llegar a ningún lado. Hay que tener paciencia, se vive con mucha ansiedad, las bandas no llegan a ensayar 3 veces y ya están publicando un disco y tocando en un boliche. Hay que ir paso a paso. Parte de lo que le pasa a la industria musical tiene que ver con eso, las bandas no se toman los tiempos para procesar lo que hay que hacer.

¿Que pueden adelantar del show de Atlanta?
Teysera: El show es un viaje, está dividido en bloques de 5 o 6 temas. Cada bloque es un disco y tiene un viaje al pasado. Al principio, hay un documental chiquito que abarca desde el origen hasta último disco. Después tocaremos desde Érase para atrás.

Fueron los pioneros en venir a la Argentina, ¿se sienten los iniciadores de esa movida?
Cebreiro: Somos una parte, no hay un precursor. En el momento en que decidimos salir de Uruguay, más allá de golpear las puertas en nombre de La Vela, golpeás en nombre del rock uruguayo. Las culpables de todo son las canciones, porque ellas nos ponen en lugares que nunca soñamos. Cuando vinimos a la Argentina, rompimos con la hegemonía de que las bandas de acá tocaban en Uruguay, pero las uruguayas no podían tocar en su país. Cuando salimos, no había un historial de bandas que hayan salido de gira, lo fuimos haciendo de cero y fuimos aprendiendo a medida que veníamos. Cuando fuimos a Alemania hicimos lo mismo. Antes de irnos, pedimos 10 discos de cada banda amiga y los llevamos para allá, para que se conocieran. Es algo que se construyó entre todos.