LO MEJOR DE COSQUÍN ROCK 2018

LO MEJOR DE COSQUÍN ROCK 2018

El 10 y 11 de febrero, el aeródromo de Santa María de Punilla albergó, una vez más, al festival de rock más importante del país: Cosquín Rock. De esta manera, el sábado y el domingo la ciudad de Córdoba se revolucionó con las más de 80.000 personas que se acercaron a disfrutar no sólo de sus bandas favoritas, sino de una experiencia de rock que ya atraviesa generaciones y fronteras. Así es que enumeramos a continuación las mejores cuatro cosas del festival:

4. Los infaltables: Las Pelotas es la única banda que se presentó en todos los Cosquín Rock que se han hecho y este año mantuvieron intacto su presentismo. Tocando en un horario más temprano de lo habitual, la banda de Daffunchio demuestra que, al estar por cumplir 30 años de trayectoria, sigue estando sólida, prácticamente inoxidable.

3. Las visitas internacionales: desde que el festival traspasó fronteras e hizo lo suyo en México, Bolivia y otros países, se esperaba que, al momento de hacer la versión argentina, muchas bandas de otros países se hicieran presentes, como lo fueron Guachupé, Vaquero Negro y Uchpa, entre otras. Pero las visitas no fueron solamente por “intercambio”, sino que también hubo otras que ocuparon un lugar muy importante en la grilla: Creedence Clearwater Revisited y The Offspring trajeron toda su música desde Estados Unidos, mientras que Residente, en su formato solista, hizo saltar a todos desde temprano.

2. Los horarios: durante una entrevista, José Palazzo afirmó que poner a bandas importantes en un horario atípico, ya sea a las siete de la tarde o recién entrando la noche, fue una apuesta muy grande, pero que la gente supo apreciar y aprovechar. Por ejemplo, el sábado con Sueño de Pescado se podía ver a un predio que ya tenía muchísima cantidad de gente, algo raro para el horario de las cuatro de la tarde. Lo mismo pasó el domingo con Estelares o La Que Faltaba. Sin dudas, una apuesta que salió bien.

1. Menos es más: de entrada, sacarle un día al festival era una jugada arriesgada por el hecho de tener que reducir la cantidad de bandas y así, de cierta manera, reducir la cantidad de público que podía estar interesado en asistir. Sin embargo, con dos escenarios principales por día (uno temático Reggae el sábado y otro Heavy el domingo), el festival cumplió con los gustos de todo aquel que se hizo presente en Córdoba. Además, otras apuestas fuertes fueron el Quilmes Garaje y Universo Geiser, que tuvieron en sus escenarios a Pez, Militantes del Climax, Massacre, Airbag y al mismo Piti Fernández, con su material solista, algo que demostró que esos escenarios alternativos no están sólo para llenar espacios, sino que son parte fundamental de un festival que necesitó un “lavado de cara” para ser más potente y ofrecer otras opciones a todos los presentes.

Ph Guillermina Velázquez | ¡Mirá la cobertura completa de Cosquín Rock 2018: DÍA 1 y DÍA 2!