MELIZA BLANCO: CANCIONES QUE NO TIENEN TIEMPO

MELIZA BLANCO: CANCIONES QUE NO TIENEN TIEMPO

Si el principio es el final, la conclusión de este texto dirá que Meliza Blanco está en un proceso de introspección que transita por un ineludible camino de aprendizaje y de constante formación, de hacer y recoger las experiencias para luego rehacer con mayor solidez. Y que la satisfacción, sin dudas, no está al final sino durante la realización, de una canción, de un disco, de uno mismo.

«Siempre hay un punto de encuentro, le escribimos a lo mismo»

Se la escucha serena y entusiasmada al hablar de este nuevo material que planea editar antes de mitad de año. «Para que no me pase como con el anterior, que salió en diciembre del 2015», dice y sonríe, en referencia a Te quedaste con la duda, su segundo álbum solista. Su primer disco fue Volando, lanzado en 2014. «Hace 3 años que no paro y es un constante grabar, tocar, presentar, grabar, tocar, presentar y así. En loop», agrega.

Analepsis. Meliza tiene 20 años y junto a Guillermo Vadalá en bajo y al Chino Asencio en guitarra graba unas canciones que no se terminarán editando. Tiempo presente: las melodías salen a la luz. Las sesiones se abren, vuelven a tomar forma y son la génesis de un nuevo álbum: «Cuando me escucho en esos temas me siento menos relajada, más impostada. Imagino que debe tener que ver con la propia postura de alguien que recién empieza», dice en relación a las 6 seleccionadas.

«Durante mucho tiempo me dediqué a la música, sin hacer algo propio, sin defender mi proyecto de cantautora. En 2012, luego de una enfermedad y un tratamiento que tuve que hacer, sentí que la vida me invitaba a reaccionar. Me dieron ganas de dejar mi propio testimonio y desde ahí no paré más», cuenta entusiasmada.

Te quedaste con la duda fue producido por Augusto Arganaraz, baterista de su banda. Pero para este nuevo/viejo proyecto, ella misma se está ocupando de esa tarea: «Tenía ganas de meterme en la producción, en los arreglos. Es algo que me gusta, que me permite trabajar un poco más las canciones. Siempre con criterio, puedo poner algún sintetizador, pero sigo haciendo canciones pop-rock».

De este disco se desprendieron 3 videoclips: Gracias está filmado en Avellaneda, tiene su propio guión; Omm fue el segundo; finalmente llegó A tu alrededor, que lo filmaron durante un viaje que hizo la artista con una amiga.

Canciones en tiempo presente; de hoy y de ayer; que no tienen tiempo. Sobre eso gira esta charla. «Hay letras que parecen actuales y tienen un montón de años. Como si hubiese sabido algunas cosas que iban a terminar pasando. Al fin de cuentas, siempre nos pasa lo mismo. El sufrimiento es el mismo, el amor es el mismo. Las mismas risas y llantos. En el durante hay un recorrido, que es lo que más se disfruta. Siempre hay un punto de encuentro, algo que se repite a través de los años. A eso le escribo y le canto», concluye.