ONDA VAGA: CANCIONES DE TODOS LOS TIEMPOS EN EL KONEX

ONDA VAGA: CANCIONES DE TODOS LOS TIEMPOS EN EL KONEX

Es diciembre; y aún más, es diciembre en Argentina: conflictos sociales; decisiones políticas; balances anuales… en fin, una –triste y repetida- vorágine de fin de año. Ante este escenario, hace falta divertirse. Olvidar (aunque sea un ratito), y saber perdonar, compartir, pero también entender la soledad -y aprender a disfrutar de ella-, buscar en las pequeñas cosas momentos para sonreír, cantar, bailar… simplemente, disfrutar la vida. A todo esto invita Onda Vaga en cada uno de sus shows, y si a esto le sumamos el escenario del Konex, es un combo que no puede fallar; y así fue: el pasado viernes 15, el local del Abasto se colmó de risas, birras, bailes y cientos de “vagos”.

Lo anticiparon en las redes: “Esto va ser una fiesta de la música”, y cumplieron. Desde las 20.20hs –con una previa a cargo de Nacho Rodríguez-, hasta pasadas las 22, en el patio del Konex se festejó la fusión de los géneros, en un show que desbordó de entusiasmo, diversión y alegría. Porque Onda Vaga no encaja dentro un género musical, porque esta banda conquista sonidos folk, pop, cumbia, reggae y más, porque estos uruguayos –como ellos mismos se presentan- “no creen demasiado en nada pero un poco en todo”.

Sus diez años de historia y sus cuatro discos de estudio: Fuerte y Caliente (2008), Espíritu Salvaje (2010), Magma Elemental (2013) y OVIV (2016) dijeron presente en el que –anunciaban- sería el último show del año; lo cual fue desmentido sorprendiendo a su público con una nueva presentación el próximo viernes 22 en la Sala Siranush, siendo parte de las Fiestas Bubamara. La Maga, No es un exceso, En cuero e Ir al baile, fueron las elegidas para dar inicio a esta nueva presentación. El calor de diciembre, invitó a toda la familia al emblemático patio, y casi espontáneamente, el fondo se colmó de chupetes y pañales que bailaron al ritmo de la música.

Más de un hora y media repasando la discografía de banda, sonaron canciones de todos los tiempos. El show tuvo la presencia de dos invitados: con Diosque arriba del escenario sonaron Tren de La Lucila y Despedida; más tarde, desde España, desembarcó en el escenario junto a estos “vagos”, Muerdo Pascual Cantero-, para que suenen los acorde de las más esperadas: Te Quiero y Mambeado, marcando el punto de apogeo entre los presentes.

“Hagan de cuenta que nos fuimos y volvimos”, bromearon los músicos. La sensación térmica de la noche porteña, invitaba a no alargar plazos, a disfrutar cada minuto en el patio del Abasto, y a bailar bajo las estrellas al ritmo de El Barrio, Cartagena y Quédate Luna, entre las últimas de la noche.

Espontaneidad y sencillez; alegría y entusiasmo; reflexión y emoción, y otras tantas sensaciones se experimentan en un show de Onda Vaga. Disfrutar de esa curiosa fusión rítmica, que invita a la confusión de no poder anclarse a un tiempo y espacio concreto, a sonreír, a dejar volar la imaginación. Onda Vaga incita al movimiento, y difícilmente, se pueda escapar de esa tentación.

Ph Mica Gutiérrez