Pil: “Quiero que mi hijo vea a Los Violadores”

Pil: “Quiero que mi hijo vea a Los Violadores”

Mientras continúa presentando su último álbum y a menos de una semana de los shows con Pilsen, Pil habló sobre el regreso de los Violadores para 2016: “La banda tiene que sonar bien. Para ser 4 viejos decadentes y faltarle el respeto a la gente, nos quedamos en casa”.

Es una tarde tranquila en Palermo, con el calor de diciembre que empieza a presentarse agobiante. En una de las tantas terrazas del barrio está Pil que 30 años después de editar su primer álbum reunirá a la formación original de Los Violadores y para dar un show, en abril del 2016: “Hace 5 años venimos con la idea, con la propuesta sin concretar. Había que encontrar el marco, que todos pudiéramos, que estemos en el país. Yo tenía mis reparos también, para mi tenía que ser sí o sí en el Luna Park. Es un lugar en el que toqué 2 veces, con Stuka antes de Offspring, que fue algo extraño. Y con Die Toten Hosen. Pero ahí vi a Ringo Starr, a Joe Cocker, es un escenario con mucha mística”.

Está cansado Pil, se lo nota. Habla de la necesidad de tomarse unos meses sabáticos, el próximo año luego de la reunión. “Ya no estoy para tantos trotes, quiero pasar tiempo con mis amigos, con mi familia. Ahora se viene la graduación de mi hijo que termina la primaria y para mi eso es lo más importante de todo. Quiero estar, verlo, compartir, va a haber un acto en el colegio. Quiero disfrutarlo”.

Enrique Héctor hace rato que firma como Pil Chalar – su apellido – y dejó de lado el Pil Trafa con el que comenzó su carrera en Violadores a principios del 81. No deja de hablar un segundo de su familia, de su esposa Claudia y su hijo Ian, con quienes vive en Lima, Perú, desde hace muchos años. Y a ellos se refiere cuando habla del show del Luna: “Tenemos que sonar muy bien. Perfectos, tiene que ser una aplanadora, porque para ser 4 viejos decadentes nos quedamos en nuestra casa. Aparte no me lo perdonaría, sería faltarle el respeto a la gente, a la reunión, al evento. Tenemos que estar a la altura de las circunstancias. Yo quiero que mi hijo vea esta banda. Va a viajar con mi esposa y el nunca vio a Los Violadores. Quiero que la vea y que le guste y eso ya es comprometerme a mucho. Que le guste a él y que eso pueda trasladarse a todo el público”.

Como en toda reunión, Pil entiende que se puedan asegurar muchas motivaciones, algunas incluso malintencionadas: “A alguno se le ocurrió que esto es por la plata, pero si fuese por la plata lo hubiese hecho hace 5 años. Y un show, por más que quizás se pueda extender a alguna otra ciudad puntual de latinoamérica, no te va a hacer la diferencia económica. Yo me siento bien con que sea un sólo show y que sea en el Luna Park. Pero después yo tengo mi banda con la que me proyecto a futuro, con la que quiero seguir componiendo, sacando discos. No me veo ensayando con Los Violadores, componiendo y tratando de sacar un álbum, porque eso ya lo hice a los 18 años”.

“En el último show con esta formación, que fue el último show en el que tocó Sergio Gramática, la banda que abrió fue Attaque 77. Y mira como es la cuestión generacional que ellos luego crecieron en popularidad y fueron y son una gran banda del género. El tiempo pasa, no te das cuenta, pero también tiene que ver con las maneras. Si pasa, pero lo pasaste bien, pareciera que pasa rápido. Y estos últimos años pareciera que pasaron más rápido que nunca. Por suerte me siento muy bien, siento que hace unos años encontré la brújula que quizás había perdido en los 90 o en principios de los 2000”, agrega y sonríe.

Pero abril es lejano y todavía hay proyectos importantes para antes de que termine el año. Porque este lunes 7 de diciembre reunirá a las dos formaciones de Pilsen, el grupo que formó en 1992 tras la primera disolución de Violadores, con el que editó 2 albumes; para un show en Niceto Club. Y como si eso no fuera suficiente, previamente tocará con Los Violadores de la Ley, su actual banda, con la que acaba de editar Último hombre, el disco que continúan presentando: “Va a ser otro acontecimiento, algo que es más pequeño, más íntimo. Pero va a ser un lindo show. Y después se viene un show, que será increíble, con la Orquesta Típica Fernández Fierro. Algunos temas tocará la banda, otros los cantaré yo con ellos y otros a dúo con su vocalista, lo cual me parece fantástico. Va a ser un lindo desafío”.

Se sorprende el hombre, mientras se prepara para la última entrevista de la jornada y programa las de la próxima semana. Y lo celebra: “Fuimos una banda extraña, si; pionera, pionera en muchos sentidos. El tiempo pasa, constantemente, pasaron 27 años, es mucho tiempo. Pero esto que está por pasar, está moviendo mucho interés, está teniendo repercusión mediática como nunca tuvo Violadores en su historia. Y a esta altura no nos vamos a poner nerviosos por un show, pero si estamos con expectativas. Y con mucha alegría de poder realizarlo”.