Rock a la Orden: “Cada banda es un pequeño fenómeno”

Rock a la Orden: “Cada banda es un pequeño fenómeno”

La cuenta regresiva ya empezó. A 3 días del show -con entradas agotadas- Rock A La Orden se prepara para volver a conquistar el escenario de La Trastienda. Pablo Germade en la voz; Pablo Fontana y Pablo Liotta en guitarras; Leo Benitez en batería; Esteban Leotta en bajo y Matías Reynoso en teclados, son los responsables del fenómeno que este viernes grabará su primer DVD.

No lo vas a leer dialogó con la banda oriunda de Quilmes y que, tras 9 años de historia musical, sigue perfeccionándose y buscando nuevos horizontes y desafíos.

– ¿Cómo se preparan para el show en La Trastienda?
– Con muchos ensayos y práctica, muy bien. Necesitamos que llegue la fecha, hace mucho no tocamos. Nunca nos pasó el hecho de estar a tan pocos días y que esté agotado el lugar. En un punto es tranquilizante y todo lo que estamos haciendo va a dar sus frutos, nos pone más pilas. Es un poco de todo. La gente valora el esfuerzo y el laburo; Catarsis tuvo más rodaje y para esta fecha se suma el contexto de la escena actual: Rocka no llena La Trastienda, la gente lo hace, y tenemos que estar a la altura de las circunstancias y ser responsables. A veces pasan cosas que no tienen explicación. No hay una fórmula para el éxito. Cada banda tiene su historia y son pequeños fenómenos.

– ¿Cómo surgió la idea de grabar el DVD?
– Como todo lo que se plantea en Rocka: empieza siendo chiquito y termina siendo algo mucho más grande. La idea inicial era grabar un video para tener más material audiovisual y terminamos decidiendo que queríamos un hacer un DVD. Como no hay un fin lucrativo, antes de fin de año vamos a tratar de largar uno de los temas y el año que viene ver si podemos presentarlo por los 10 años de la banda, con grabaciones de varios shows. Sirve para mostrarle a la gente que no pudo ir a vernos; para nosotros poder perfeccionarnos y hasta para los que fueron que quieren revivirlo

– ¿Cómo canalizan la respuesta tan efusiva y afectiva que tiene el público con ustedes?
– Leemos todos los mensajes de apoyo, es muy loco. A veces no sabemos cómo responder, te dicen “sos mi ídolo”. ¡Ídolo es tu papá, o Riquelme! (risas). La respuesta va más allá de las expectativas. Nos cuesta entenderlo porque no fuimos así con los músicos de las bandas que nos gustan. Este es otro contexto.

– ¿Cuáles son las diferencias que encuentran entre el contexto donde surgió Rock a la Orden y el actual?
– Como banda nos sentimos firmes hace 4 o 5 años, mantenemos los mismos integrantes, el tiempo te va a adaptando, y quizás no hace falta ya decir cosas, hay más conexión. Somos un intermedio entre la vieja escuela y la nueva camada de bandas: arrancamos cuando teníamos 16 años, éramos chicos y ni siquiera pretendíamos o podíamos darnos el lujo de pensar dónde queríamos tocar, porque no lo teníamos claro. No arrancamos diciendo “quiero tocar en Cemento o en los lugares de moda”, no teníamos idea de nada, la empezamos a formar con los años. Al ser una banda de Quilmes es más difícil porque no es una ciudad muy rockera, no es como el Oeste donde surgen bandas todo el tiempo o como en Capital que tiene todas las herramientas al alcance, hay más oferta. Es muy difícil para las bandas del conurbano.
Cuando arrancamos las bandas ya establecidas no le daban bola al under. Si tocabas era porque pagabas la fecha entonces no se generaba una relación, era un negocio trabajando para otro. La obligación de llenar los lugares le corresponde a la banda más grande que invita a otras más chicas para que muestren lo que hacen, eso realmente es un circuito generoso y amable con el under. Cuando éramos pies no existía. En 9 años tuvimos que pasar por todo eso para darnos cuenta. Tenemos un gran equipo de producción que nos mostró cómo tenían que ser las cosas. Empezamos a conocer gente con la que compartimos pensamientos. Creemos que dentro de unos años va a cambiar completamente, las bandas estamos aprendiendo. El último escollo es el de las avivadas de los empresarios de la noche, es el gran obstáculo que nos está quedando.