Salta La Banca: “En ¡Eureka! nos pusimos al servicio de la canción”

Salta La Banca: “En ¡Eureka! nos pusimos al servicio de la canción”

Salta La Banca (SLB) presentará su nuevo disco ¡Eureka! este sábado 30 de mayo en el Estadio Malvinas Argentinas y la banda anticipó que sonará el disco completo sumado a otras canciones de materiales anteriores. Días previos al show SLB dio una conferencia de prensa para medios independientes en el bar 5033 en Palermo y No lo vas a leer estuvo presente.

Es el quinto disco de Salta La Banca, que hace poco cumplió seis años, cuenta con la producción de Alejandro Vázquez y Alejandro Kurz (El Bordo), y se encuentra disponible en www.saltalabanca.com para descargarlo gratis o “a la gorra”, poniéndole el precio que a cada uno le parezca. El grupo está formado por Santiago Aysine en voz, Alberto Grammatico en guitarra, Santiago Maggi en teclados, Gonzalo Sosa en bajo, Mauro Ostinelli en saxo, Ramiro Maidana en armónica, Julián Baranchuk en batería y la flamante incorporación de Juanjo Gaspari como segunda guitarra.

¿Qué descubrieron con ¡Eureka!?
Aysine: Cada uno de nosotros se puso al servicio de la canción, dando lo que el disco necesitaba. Con el sonido que logramos, sentimos que nos ponemos el disco de Salta La Banca o el de Dave Matthews Band y ambos te vuelan por igual la cabeza. Para lograrlo hicimos una gran inversión en instrumentos. En el disco Gonza y Juli tienen una introducción genial. Por ejemplo en El jardín de mis agonías hicieron algo tremendo, algo que yo había fantaseado al momento de hacer la canción y ellos lo hicieron mejor todavía. El papel de los productores Ale Kurz y Ale Vázquez fue clave.
Baranchuk: Con Gonza, que somos la base rítmica, la premisa para este disco fue juntarnos un poco más y ensamblar este cimiento (batería y bajo) que da lugar a la construcción de los otros instrumentos. Desde el minuto cero nos fijamos en cada detalle y a partir de ahí fue el crecimiento.
Sosa: Es un proceso que arrancamos desde C.O.P.L.Aescuchándonos más entre nosotros. Ale Vázquez nos hizo potenciar eso, al punto de decir que el cuarteto de bajo, baterías y las dos guitarras tenían que ser un soporte para que un cantante como Santi pueda volar encima de eso como un sustento fiel.

¿Qué diferencias encuentran entre este disco y los anteriores?
Sosa: El tiempo de trabajo fue el mismo, pero las experiencias que nos dieron los discos pasados nos hicieron realizarlo de una manera más acertada. Sabemos trabajar mejor, a pesar de los pocos años de banda que tenemos. Y eso hace que SLB crezca más rápido a la hora de componer, y cuando Santi trae un tema a la sala podamos codificarlo mucho más rápido y darle la onda que pida.
Aysine: ¡Eureka! no es un disco tan fogonero como el anterior. Quebrado es un regalo hermoso pero es una excepción. No hay mucha base tradicional de la canción en este material. El disco tiene pasajes rockeros pero no es un disco de rocanrol convencional, es un disco de música en el que sus partes están buenas, queríamos que quede claro que su denominador común era ese.
Grammatico: Las arreglos rítmicos en este disco son más musicales desde la instrumentación: convertimos la batería en un instrumento armónico.

¿Por qué eligieron Multitud como adelanto? ¿Va a ser el tema del primer video del disco?
Aysine: Porque era un tema rockero y decía eureka, pero el corto real va a estar cuando grabemos el video. Somos una banda convencional con pocos hits. Es la primera vez que escucho un disco de SLB y digo este un tema que puede sonar en todas las radios. Me pasa con Faquir que dura menos de 4 minutos, las demás son muy largas, probablemente el video sea El jardín de mis agonías.

¿Piensan que en este disco pudieron igualar la calidad de la letra con la de la música? ¿Sienten que los mensajes que quieren dar llegan el público de manera clara?
Aysine: SLB siempre fue una banda fogonera que en C.O.P.L.A. decidió salir a tocar más. Las letras de este nuevo disco son las que más me gustan de las que escribí. Es la primera vez que escribo poesía, incluso me repito un poco, pero quiero remarcar que ellos (con respecto a su banda) se tocaron todo. Si yo hago un disco por Luciano Arruga mi problema no es como lo toma la gente, sino es hablar por Luciano y decirle a la gente lo que a mí me parece que pasa en la calle, después el otro puede hacer lo que quiera. Creo que las cosas que dije siempre llegaron bien. Muchas veces vienen y nos chicanean diciendo “¿no te preocupa que tu público no entienda esto?”, y menosprecian al público de SLB. Mirá si voy a ponerme a censar al público a ver si entiende o no entiende. Ese no es mi trabajo, mi trabajo es decir cosas, lo que interpreta la gente no es mi laburo, mi laburo es comprometerme con la realidad.
Ostinelli: Julio Cortázar habla del lector hembra y el lector macho, no lo dice despectivamente hacia las mujeres sino por la electricidad. El lector hembra es el que espera que el arte venga y recibe el mensaje de una manera única, y el lector macho es el que juega con el arte, la obra la termina completando el que la recibe, según lo que significa para cada uno. Eso es lo que hace divertido, al fin y al cabo la música como cualquier arte es un acto lúdico. Cada uno es distinto y cada uno interpreta el mensaje distinto.

Venían ensayando el disco hace mucho: ¿modificaron las canciones cuando entraron a grabar?
Aysine: Es imposible no modificar cosas adentro del estudio. Hasta las letras se cambiaron. Esta vez desde el clima tuve que generar las letras: mientras ellos tocaban, yo iba escribiendo.
Baranchuk: Uno va con una idea a grabar, si bien este fue un disco en el cual a la grabación llegamos con una pre-producción bastante fuerte y muy bien hecha, nos encontramos con detalles que tuvimos que modificar. En este disco salieron cosas copadas, en notas, frases y sonidos.
Grammatico: En comparación de otros discos es la vez que “más masticado” llegamos y aun así lo cambiamos un montón.

Eligieron una forma novedosa para lanzar el disco, además de subirlo gratis, como es costumbre, le agregaron la opción de ponerle el precio que cada uno considere, ¿qué opinan de la piratería?
Aysine: No podemos hacer nada con la piratería, en lo personal la banco porque mucha gente pagando internet hoy puede acceder  a muchos discos, que por ahí no podría comprar. Soy de la época del Napster: conocí a La Covacha y Los Gardelitos gracias al Napster y fueron las bandas de mi adolescencia, esto pasó hace 16 años. Lo tengo recontra asumido. Ojalá lleguemos al estado de las cosas que entendamos que las canciones sin la gente no existen y que las canciones son de la gente, si las canciones gustan, hacen que la gente se acerque y las ganancias vienen por otro lado.

¿Cuál fue el aporte de los productores y del nuevo integrante Juanjo Gaspari a la banda?
Sosa: Todos tenemos buena relación, incluso una amistad, con Ale Kurz, su participación fue una sugerencia de Ale Vázquez. Aportó experiencia en organización, es un gran compositor, le da bola a todos los instrumentos, sugirió cosas para cada uno y aportó melodías. Con ellos teníamos dos músicos más, nos dieron una perspectiva distinta de lo que hacemos.
Aysine: Los chicos antes tocaban para acompañar un mensaje, hoy tocamos todos en distintos planes. A nivel compositivo el aporte de Ale Kurz fue clave. Esta es una banda en la que somos muy amigos, amo a mis compañeros. Cuando se entra en un grupo homogéneo puede ser difícil, pero no lo sentimos así en el caso de Juanjo que entró y tiene la misma injerencia que cualquiera de nosotros: opina y propone.
Gaspari: Con respecto a mi entrada a la banda, soy amigo de Santi y Ale Kurz desde hace un tiempo y desde el principio me sentí muy cómodo por como son ellos como grupo junto al staff, se preocupan el uno por el otro. Es clave a la hora de levantarse a las 9 de la mañana e ir a ensayar con ganas. Eso habla de una calidad que le hace bien al grupo de gente. Mi ingreso fue increíble y natural, nunca sentí que forcé nada, puedo ser yo. Es lo más importante.

Redactora: Constanza Valenzuela