SUEÑO DE PESCADO: “EL ESCENARIO ES UN LUGAR FUERA DE TIEMPO”

SUEÑO DE PESCADO: “EL ESCENARIO ES UN LUGAR FUERA DE TIEMPO”

Después de presentar Sangre en tus luces en el Malvinas Argentinas, haber viajado para Córdoba y celebrar 4 años en su ciudad natal, La Plata, Sueño de Pescado sigue creciendo a pasos agigantados. Este crecimiento lo seguirán confirmando el domingo 3 de febrero en el Rock en Baradero, festival en el que debutaron este año y, en 2018, formarán parte del último día, siendo una de las bandas que darán cierre a este evento. En esta ocasión, dialogamos con Juan Manuel Calabró, guitarrista de la banda.

-¿Cómo vivieron la presentación de Sangre en tus luces en un show tan emotivo?
-Fue un show hermoso al cual le pusimos mucha garra en un momento muy duro para la banda donde tuvimos que correr un integrante, un amigo, un hermano, por estar tan a favor de la lucha que se hace y va creciendo cada día más, que me pone contento que la mujer, el hombre y la raza humana peleen por sus derechos y por su lugar. Fue un show muy duro de afrontar. Salió muy bien y no esperábamos eso. El lugar fue elegido porque se nos cerraron las puertas en otros. Lo mismo pasó en la presentación de Siglo pánico y terminamos en Flores con entradas agotadas. El crecimiento a veces se ve obligado y lo terminamos festejando día a día y tomando las cosas con calma y responsabilidad, respetando el lugar que nos ganamos porque si esas cosas no las respetás como son, como el universo te pone ahí, también te saca.

-¿Tuvieron miedo de cómo la gente iba a tomar Sangre en tus luces?
-Estábamos muy expectantes porque era un cambio en lo musical, en el sonido, haciendo otro tipo de arreglos. Las canciones siempre salen del mismo lado, del corazón. Es un disco más difícil de digerir, pero eso es bueno. Me acuerdo cuando tuve en mis manos Momo sampler, que lo escuché una vez y lo guardé, porque venía del rock ricota. Lo guardé un año y, cuando lo volví a escuchar, me di cuenta que era uno de los mejores discos de la historia. Yo creo que, los discos que se merecen una mayor escucha, son los que terminan marcando historia.

-Este año debutaron en el festival y se repetirá en 2018, ¿cómo lo toman? ¿Se vive distinto?
-Se nos dio el lugar que necesitamos para presentar nuestro arte completo, con visuales, con escenografía y con música. La banda, cuando se planta, tiene que cubrir todo eso porque lo laburamos desde esos tres puntos: la imagen, la música y lo visual del interior de la banda. Por otro lado, el show es siempre el mismo: dejar todo igual que si tocás para uno o para miles de personas. Cuando salimos a tocar, el escenario es un lugar único, fuera de tiempo, al cual nosotros respetamos y disfrutamos. Igual, siempre es más lindo tocar de noche. Las estrellas están en el cielo y en el escenario los estrellados.