UN AMOR DE OTOÑO

UN AMOR DE OTOÑO

Bajo la premisa de dar lugar al “gran encuentro”, Airbag planeó un retorno a Obras, a ese lugar que los vio por primera vez en 2016, el cual era una especie de recinto pendiente para el trío de hermanos, que en el vivo se amplía a quinteto, con la aparición de Sebastián Goldar y José Berrone.

La cita ya de por sí era en un día atípico: un jueves. Así fue que, en plena Avenida Libertador, desde temprano empezaron a verse las filas de gente ansiosa por ingresar primera, para tener su lugar en la valla y ver desde cerca a los músicos.  Con una apertura de puertas quizá un poco más tardía, todos fueron acomodándose en su lugar, mientras sobre el escenario se podía ver cómo todo estaba preparado para la banda, desde los instrumentos hasta la puesta en escena.

Con un juego de luces, que devino en una especie de rayos láser, apuntando al público, los músicos aparecieron en escena alrededor de las 21:30 y dieron rienda suelta a una lista que tendría varias sorpresas. Luego del comienzo con Primavera y una seguidilla de temas, con algún que otro saludo, Lo sentirás tuvo su lugar en vivo, luego de casi diez años sin ser tocada.

En una banda que ya promedia los quince años de existencia, es normal que sucedan cambios, para mejor o para peor depende del análisis de cada uno, pero que, durante los últimos años, Guido haya empezado a cantar, sin duda aporta mucho para la banda. Así es que tuvo su momento en Vivamos el momento y luego en Apocalipsis confort, tema que presentó diciendo que lamentablemente, su letra tiene cada vez más sentido.

También hubo tiempo para que Pato tuviera su momento acústico y regalara al público un fragmento de Esta noche, canción de los principios de la banda y una de las que ya está metida en la cabeza de todos. Gastón, sin abandonar el bajo, también tuvo su lugar en el micrófono cuando interpretó Dejaré la ciudad. Así fue que los tres hermanos tuvieron su momento protagónico.

Entre tantos cambios que tuvo Airbag durante estos años, el principal sin duda es la búsqueda de sonido y las mutaciones que tuvo. Todo esto se nota mucho más en su último disco, Mentira la verdad, en donde temas como Colombiana, con un sonido simil Guns N’ Roses, suenan increíblemente bien, tanto en el disco como en el vivo. Además, hubo lugar para que canciones de otras bandas también sonaran, desde Adiós Nonino, un tango de Piazzolla, hasta Star me up de los Stones, sobre el escenario de Obras hubo tiempo para todo.

Finalmente los hits Solo aquí y Mi sensación dieron cierre a ese gran encuentro que Airbag había prometido a su público. Con la apuesta de cortar la semana un jueves, la banda de los hermanos Sardelli cumplió, mostrando su gran momento musical y su perfecta química con su público.