Viejos Komodines: “Un puto cuento de hadas es un disco crudo y directo”

Viejos Komodines: “Un puto cuento de hadas es un disco crudo y directo”

Viejos Komodines está de estreno. Un puto cuento de hadas es el último material discográfico de una banda que con un crecimiento y renovación constante, llega el 26 de marzo a The Roxy Live. Grabado en estudios Romaphonic y La Caldera, optaron por el camino de la vieja escuela: grabar todos los artistas en vivo, para transmitir de la mejor manera el carácter musical en conjunción con el arte a manos de Martu Mandy. No lo vas a leer dialogó con Jonathan Arze, baterista de la banda, sobre el pasado, presente y futuro de Viejos Komodines.

– ¿Qué desean transmitir en este nuevo material? ¿Cuáles fueron las historias o vivencias que actuaron de musas inspiradoras?
– Nuestro Puto cuento de hadas lo definimos como un disco crudo y directo, tanto desde el audio como desde el mensaje. Surge de la necesidad de expresarnos y crecer. La experiencia que vivimos al grabarlo en Romaphonic fue maravillosa. Hace mucho tiempo teníamos ganas de grabar todos juntos, como antes lo hacían comúnmente las bandas que nos gustan y admiramos, a la “vieja escuela” y nos animamos. El lugar nos dio todo lo necesario para que así sea. Estuvimos 14 horas grabando las bases (guitarras, bajo y batería) de las 10 canciones que componen el disco. Luego seguimos en el estudio La Caldera con las voces, teclados y acústicas.

– Respecto al arte de la banda, ¿de qué lobos se esconde Caperucita? ¿Qué representa esa metáfora en el mundo del artista independiente?
– La tapa y el mérito de haber podido interpretar las mil y una ideas y criterios que teníamos para ese entonces le pertenece a Martu Mandy. Una genia que agarró lo que le dijimos, lo hizo un bollito y puso a trabajar la gran imaginación con la que cuenta, que sin dudas, supera ampliamente la nuestra. Un concepto que pudimos decirle es que tuviera que ver con el rock business, en el cual a veces estamos sumergidos y del que no siempre salimos sin que nos agarren los lobos.

– ¿Qué aspectos le aportaron los invitados del disco Lula Bertoldi (Eruca Sativa) y Walter Pianciolli (Los Tipitos)?
– Sin duda son dos artistas que admiramos mucho. Se sumaron a grabar muy predispuestos y contentos con la propuesta. Más allá del talento que dejaron plasmado, tanto Lula en Juguemos en el bosque con su voz y su fuerza tan particular, como Willy con el carisma y el color que aporto en Solicitud de amistad, nos dejaron esa impronta de laburo constante, de seguir siempre adelante y también fue un impulso para nosotros. Recibir lindas palabras de ellos con respecto al disco o al trabajo que venimos haciendo, nos llena aún más de energía.

– El 26 de marzo será la presentación del disco. ¿Cómo se prepara una banda que ya tiene una extensa carrera musical de cara a los shows?
– Cada presentación es un desafío. Particularmente, esta es la oficial de Un puto cuento de hadas, lo cual nos impulsa a renovarnos en cuanto a lo escénico. Estamos armando un show que abarca desde la lista hasta las visuales. Queremos que sea interactivo y que la gente se sume a eso. Así que con mucha expectativa, pero más que contentos con lo que estamos logrando.

– ¿Cómo describirían brevemente el pasado, presente y futuro de la banda?
– El pasado de la banda nos sirvió para llegar hasta hoy. Vivimos muchas historias y muchos shows, hicimos varios DVDs en vivo, cuatro discos, dos teatros y queremos seguir sumando. Es por eso que este año tenemos una agenda ajetreada hasta mitad de año girando por todo el GBA. La idea es seguir ampliándola hacia el interior del país, llevando nuestro Puto cuento de hadas.