vivo

Luego de la presentación de Mi sol mayor en Groove y de una Trastienda agotada, Jeites se prestaba para volver a presentarse en San Telmo el jueves 26 de octubre. A pesar de todo lo que implica un show durante la semana, ya sea por horarios o por asistencia del público, la gente se fue acercando, desde temprano incluso, para poder apreciar la música de Carraca, la banda que abrió el show.

Pasadas las 21, salió todo el equipo de Jeites a escena y, rápidamente pasó una intro, seguida de The movement y Los guachos, antes de que llegara el primer saludo: “Buenas noches. Muchísimas gracias por venir hasta acá”, agradeció Joaquín Varela, cantante de la banda.

Para quien ve a la banda por primera vez, hay muchas cosas que pueden resultar llamativas: la variedad de estilos que pasan desde la cumbia, hasta el reggae o el rock, la participación de todos los demás integrantes en los coros, o directamente la importancia que tienen Josefina Halbach y Victoria Varela quienes, a pesar de ser las coristas, toman la voz en varias canciones y lo hacen muy bien, agregando frescura y acompañando a Joaquín.

Entre otra de las particularidades de la noche, llegó el primer momento acústico de la misma. Tanto Joaquín, como Victoria y Josefina se quedaron en el escenario para hacer Cabalgalo. Luego, manteniendo el acústico, la banda se sumó y, con los instrumentos desconectados, llamaron a silencio al lugar y pidieron que todos los presentes se acerquen, para hacer Dile adiós al sol y Hola hola.

Ya entrando en la recta final de la noche, para La marcha, el cantante dijo que era una canción que se hacía presente y pidió que haya justicia y verdad. Voce pareció ser la última del show, pero se quedaron a un costado y volvieron, nuevamente, para un momento acústico, pero por demás especial: contaron que están ensayando en el Polo Cultural Saldías, lugar donde el Flaco Spinetta ensayó, y que él le regaló una guitarra la gente del Polo, instrumento que ellos recibieron prestado para esta presentación en la Trastienda y procedieron a hacer un gran cover de Quedándote o yéndote.

Pasado este momento emotivo el final de la noche llegó con Parte de todo. En más de dos horas, Jeites atravesó casi toda su discografía, con más de treinta temas, dando lugar a Spinetta, acústicos y momentos emotivos, sin duda una combinación que logra interpelar a todos los presentes y hace que los shows de la banda no sean uno más.

Ph Mica Gutiérrez

TAMBIÉN PODÉS VER:

La Franela: una fiesta entre amigos

vivo ver más

Los Caligaris: 20 años de circo, música y alegría constante

vivo ver más

Rock a la Orden: “Cada banda es un pequeño fenómeno”

entrevistas ver más