#NOLOVASARANKEAR: AMAR LA TRAMA

#NOLOVASARANKEAR: AMAR LA TRAMA

Un 16 de marzo, pero de 2010, el cantautor uruguayo, Jorge Drexler, lanzaba Amar la trama, su décimo trabajo. Por eso, en No lo vas a leer te proponemos un ranking para que escucharlo sea una experiencia -aún más- placentera.

1. La trama y el desenlace
Mediante una melodía algo blusera, quizá, que invita a quedarse escuchando; este corte no sólo contiene la frase que da título a álbum, sino que acerca un mensaje positivo que propone disfrutar cada momento, cada detalle… y eso es lo que nos proponemos hacer continuando con el próximo corte.

2. Tres mil millones de latidos
Un ritmo alegre, que nos predispone a movernos al ritmo de la percusión, acompañado por excelentes vientos (característica destacable a lo largo de todo el trabajo). Propone pensar por nuestro paso en la vida. Atrapa y atrae, e invita a continuar explorando más…

3. Una canción me trajo hasta aquí
Siguiendo la línea alegre del disco, un ritmo fresco, quizá de lo más comercial del disco (hablando en términos de radio), nos presenta un repaso por la vida, por lo recorrido –tal vez se trate de un tema autorreferencial del autor-.

4. Las transeúntes
Más amor, más ritmo, más alegría. Con un tono flamenco que mueve el cuerpo por inercia, Drexler nos cuenta una historia de amor: inicio y desenlace.

5. I don’t worry about a thing
Se destaca por ser el único corte en otro idioma, no así, el único a dúo –característica que lo hace aún más rico-. Entre trompetas, teclas y batería, se expresa un ritmo jazzero alegre y divertido, con un mensaje relajado: dejarse llevar.

6. Todos a sus puestos
Aires de candombe, murguita flamenca; se asoma el ritmo rioplatense. El mensaje entre alegre y melancólico, se expresa con la compañía de distinguidos vientos y una placentera percusión.

7. Noctiluca
Apaciguando el ritmo más alegre de todas las anteriores, sin dudas, este corte tiene el sello del cantante. Fácilmente puede reconocerse en sus acordes y letra, ese estilo que lo caracteriza. De un ritmo dulce y acogedor, con un conjunto de cuerdas destacable, casi una canción de cuna, decantan destellos particulares de la música rioplatense.

8. Aquiles por su talón es Aquiles
Un ritmo tan tranquilo como atrapante. Una mezcla de blues, jazz y soul, que adorna un claro mensaje: “se es lo que se es”.

9. Mundo abisal
Otra vez los vientos como protagonistas, ofrecen un ritmo cálido y parejo que transmite alegría desde la calma. Este corte plantea nuevos desafíos.

10. Toque de queda
Siguiendo la línea de ritmos más pausados, interpretado a dúo, con aires de tango, de milonga, regala unos juegos de trompetas que permite asimilar mejor el mensaje de soledad que proponen los versos.

11. La nieve en la bola de nieve
Quizá lo más lento del trabajo, un ritmo súper tranquilo que incita a relajarse. De lo contrario, su letra sugiere estado de alerta, advertencia y prevensión.

12. Telón
Claramente es el corte destacado del disco, y no fue librado al azar que el disco culmine con este –y por ello, tampoco lo cambiamos- Un encuentro, una elección y una nueva historia de amor. Excelente elección de cierre, con un Vivo que cierra con los aplausos del público.