Algo Mejor para la suerte de la escena del rock actual

Algo Mejor para la suerte de la escena del rock actual

En la entrevista por el lanzamiento de su último materialMi lado criminal-, Algo Mejor adelantó: “Somos una banda rockera con algo nuevo para mostrar”. Y el 9 de mayo en The Roxy Live, cumplieron con lo prometido.

Es difícil en estos tiempos encontrar la diferencia, entre las tantas bandas que surgen día a día, en aquellas que se caracterizan por lograr un sonido y una estética internacional. Mi lado criminal lo hace y desde su nacimiento lo hizo con una urgencia de celebración de una obra que además de destacarse entre el resto, lo hace hasta de su primer disco, Más (2013). También lo hicieron arriba del escenario.

Desde la introducción con un tono operístico y dramático, acompañada de un torbellino de luces rojas reflejadas detrás del telón, se podía suponer que la presentación del nuevo disco estaría (y estuvo) a la altura del disco. Este puede ser el ejemplo que rompe con el mito rocker que afirma que los terceros discos de las bandas son los del quiebre. Mi lado criminal es el segundo, y es una bisagra para la historia de Algo Mejor. Un cambio, otra identidad, un paso más de un grupo que, al parecer, busca que sus obras no sean una repetición, sino una eterna búsqueda de sonidos, de estilos y de una traducción no forzosa de influencias.

“Bienvenidos amigos. Muchas gracias por estar presentes, hace mucho tiempo esperábamos esta noche. (…) Fue un esfuerzo muy grande, les agradecemos de corazón que estén acompañándonos”, saludó Eneas Fraccarolli, cantante y guitarrista de la banda que se completa con Mariano Bejar, guitarrista; Fernando González, baterista; Federico Castro, bajista; Leandro Penelas, saxo alto y Luciano Ramini, saxo tenor. La lista de este concierto incluyó todos los temas de Mi lado criminal, algunas introducciones de Arctic Monkeys y Muse y músicos amigos invitados. Alberto Grammatico, guitarrista de Salta La Banca, los acompañó en El ciclo; Tuni Soifer, cantante de 5ta del Lobo y técnico de guitarras de Mi lado criminal, subió en Esa risa; Martín Avati, voz y guitarra en La Ciudad Bajo La Niebla, lo hizo en 2×3 y Alejandro Falcone, cantante de Ojerosa en Árboles y ríos.

El show demostró la capacidad de reflejar en el vivo la misma conexión, confianza y comodidad que se transmite en el disco. Una banda potenciada y segura de su identidad, que hizo de esta presentación algo inolvidable para ellos y para su público, que por primera vez escuchó en vivo el material. Para la suerte de la escena de rock actual, surgen bandas mejores. Está Algo Mejor.