#DiscoRecomendado: Narigón del siglo Divididos

#DiscoRecomendado: Narigón del siglo Divididos

La mutación ya se venía gestando desde su anterior disco, Gol de mujer de 1998, el primero grabado con Jorge Araujo en la batería, y se profundizaría en la búsqueda de nuevos sonidos y rumbos con Narigón del siglo, yo te dejo perfumado en la esquina para siempre, lanzado en 2000.

Grabado en los míticos estudios Abbey Road de Inglaterra, el trío conformado por Ricardo Mollo en guitarra y voz, Diego Arnedo en el bajo y Jorge Araujo en la batería logró consolidar un sonido crudo, ajustado y permeable a las nuevas inquietudes del dúo compositor Mollo/Arnedo.

Canciones de una enorme potencia rockera made in Hurlingham, como Casi estatua con sus fuertes guitarras, un hipnótico groove de bajo y arreglos de sitar. El riff demoledor de Elefantes en Europa, junto con La ñapi de mamá con arreglos de cuerdas incluido. Este kit de canciones están fusionadas con otras de corte más experimental como Par mil, con charango, balalaica y aire campestre; Como un cuento, más volada y suave al oído y el hit de esos días; y la hermosa balada de fogón Spaghetti del rock.

Divididos llegó a un punto culminante en su carrera y se pudo dar el lujo de crear un disco increíblemente rockero, con hits que quedaron para siempre. Al mismo tiempo, incluye temas muy experimentales para lo que el sonido de la banda acostumbraba hasta ese entonces, mediante el uso de instrumentos alejados del rock. Sin embargo, no dejaron de sonar fuertes y distorsivos.

Narigón del siglo conservó esa magia en las canciones con letras laberínticas que sin decir mucho lo dicen todo: Besos por celular, Remontar el barrilete en esta tempestad, Un chalchalero no es un Rolling Stone, Soy un hombre que espera el alba, Las trampas de tu amor son angustia y soledad, entre tantas otras. Con este álbum, la banda marcó una importante huella en su historia y en la del rock nacional.

Redactor: Juan Varela