#DiscoRecomendado: Revolución de Juana La Loca

#DiscoRecomendado: Revolución de Juana La Loca

Los ’90 en Argentina no solamente trajeron convertibilidad, privatizaciones, deuda de privada a pública, viajes a Miami, pizza, champán y hasta fiestas menemista, sino también cambios en la cultura musical. El uno a uno permitió que muchos jóvenes viajaran en búsqueda de música, discos, instrumentos e información de las nuevas tendencias vigentes sobre todo en Europa y Estados Unidos. Así nacieron y crecieron grupos que desarrollaron y recrearon nuevos sonidos que se distanciaban de la herencia del rock nacional post democracia.

La primera banda en subirse a esta ola y abrir el camino hacia el futuro, fue Soda Stereo con el lanzamiento de Dynamo en 1992. Al principio fue un disco incomprendido y distante para el público masivo que tardó en asimilarlo, pero que se convirtió en uno de los más importantes de su extensa carrera. Para la presentación de este material Gustavo Cerati convocó a diferentes bandas del under de la movida sónica, como se lo llamó en ese entonces, para que fueran soporte de sus shows en el Estadio Obras. En esos días desfilaron grupos como Babasónicos, Tía Newton -primer proyecto de Carlos “Carca” Carcacha–, Martes Menta -de Ariel Minimal– y Juana La Loca.

Un año más tarde, la banda de Rodrigo Martín -cantante, guitarrista y fundador de Juana La Loca- formó parte del festival Nuevo Rock Argentino, un gran festival como Lollapalooza pero criollo, donde compartieron el escenario con las bandas soportes de Soda Stereo además de Todos Tus Muertos y Peligrosos Gorriones entre otros, bajo la clasificación de “música alternativa”.

A fines de 1993 Juana La Loca editó su primer disco oficial, Electronauta, producido por Daniel Melero, quien había colaborado en Dynamo. Algunos lo consideran el segundo material de la banda ya que cuentan con el simple Autoejecución (1991). Pasarían algunos años realizando giras, hasta que en 1995 editaron Revolución, con una nueva formación que incluyó a un joven y anónimo guitarrista: Joaquín Levinton, futuro fundador y cantante de Turf.

Revolución fue una propuesta con el sello britpop característico de Juana La Loca, alimentado de la distorsión de guitarras y disparos de samplers con efectos y perlas psicodélicas, bajo el manto de la arrastrada y sensual voz de Martín, en canciones que a pesar del paso del tiempo siguen siendo tan hermosas como efectivas. Revolución es un disco que nos lleva por muchas emociones, desde el romanticismo popero, hasta la crudeza del rock y el cuelgue de la psicodelia de los efectos con letras que invitan a la imaginación y provocación de un amor tan hermoso como destructivo.

Agujeros negros: Un clásico, un pop rock bien arriba donde se escuchan las primeras distorsiones fuertes del disco.
Invisible: Elegante, efectiva y con un estribillo para saltar y cantar, además de unos interesantes arreglos de guitarra.
Ciruela: Una canción ambigua donde encontramos un pop muy relajado, con sonidos hindúes y un final a pura distorsión.
Hombre espacial suicida: Una melodía muy pegadiza y relajada igual que Ciruela, hasta que aparecen las distorsiones pero con más efectos como una canción grunge, aunque con una voz alejada del grito y más volada.
Boomerang: El pop rock en su mayor expresión, un ejemplo claro del sonido de Juana La Loca: pop con distorsión y efectos. Una de las mejores canciones.
Superman: Otro clásico: el tema más roquero de Revolución.
Cariño mío: Instrumental y experimental donde sacaron de la galera todos los chiches y efectos de órganos y samplers.
Paseo: Un brit pop a lo Oasis simple y efectiva.
Inmortal: Un rock con una muy buena progresión de acordes, marcando los tiempos y muy arriba.
Planeta infierno: Una cuasi balada muy oscura e hipnótica, para relajarnos y dejarnos con ganas de más.

Aunque Revolución fue un gran disco, que llevó a la banda a tener un lugar de reconocimiento dentro del rock nacional, no logró llegar al público masivo.

A pesar de las etiquetas y habiendo quedado Babasónicos como la única banda en actividad ininterrumpida desde aquella primera ola de sonido sónico, Juana La Loca y sobre todo Rodrigo Martín, han sido un estandarte de la música y la cultura Mod, del britpop inglés y el sonido sónico legándonos grandes discos como Revolución, que este año cumple 20 años desde su salida y pareciera no tener fecha de vencimiento. A no perdérselo.

BONUS TRACK: Luego de un parate extenso, Rodrigo Martín volvió a juntar a la última formación de Juana La Loca para celebrar el aniversario de Revolución con una gira por todo el país. No han vuelto a editar ningún disco desde 2012.

Colaborador invitado: Juan Varela