El Bordo cerró el ciclo 2×3 en Flores

El Bordo cerró el ciclo 2×3 en Flores

En el marco de la gira Hermanos Tour, El Bordo cerró el ciclo de 2×3 -tres recitales en los que rememoraron dos discos en cada fecha-, el pasado miércoles en el Teatro Flores con el repaso de En la vereda de enfrente (2006) y Hermanos (2014).

Pasadas las 21 horas, la banda arrancó con la enérgica El insatisfecho, del primer álbum mencionado; luego llegaron Huellas, Diente de león y Madre tierra. Subió la temperatura con la movida y muy aclamada Así, que fue presentada entre Lejos y Paseo lunar, dos canciones tranquilas de Hermanos.

A metros del escenario, se fijó una constante a lo largo del show: chicas y chicos agolpados en hombros de otros para las canciones más calmas. Desde el inicio, El Bordo combinó temas movedizos y potentes con otros más lentos, transmitiendo diversos climas musicales a su público.

“Me enferma y no creo más ni una mentira de la prensa que hoy todo, todo domina”, sentencia La patada, que fue cantada con vehemencia por Alejandro Kurz y festejada por los bordolinos. Después de Descerebrados, desde el público lanzaron una cámara con el estuche correspondiente. El cantante la agarró y dijo: “Qué buena gente que hay acá; tiraron una cámara que seguramente alguien perdió. Esto no sale publicado en ningún lado”.

Sonó Silbando una ilusión, canción editada en 2006 y con la que comenzaron a ser más reconocidos. Luego, el guitarrista Diego Kurz se lució con el slide en Sobrio. Llegó Tesoro, que despertó la euforia de los seguidores que saltaron durante toda la canción. “Cuando formamos El Bordo, sentimos que nos sacamos un billete de lotería. Les queremos agradecer a todos ustedes que están siempre en las buenas y en las malas”, manifestó el vocalista antes del primer parate.

Al volver, el frontman volvió a dirigirse al público e hizo un anuncio: “Vamos a repetir el 2×3, pero ahora lo vamos a hacer 3×2. El 11 de septiembre en Auditorio Sur, vamos a tocar El carnaval de las heridas, En la vereda de enfrente e Historias perdidas y al día siguiente, el 12, en Auditorio Oeste: Un grito en el viento, Yacanto y Hermanos”.

El pogo se hizo presente en Cansado de ser, un tema suave pero emotivo; el mismo entusiasmo surgió en Instinto, segundo corte de difusión del disco publicado en 2014.

Las sorpresas llegaron al final

Kurz pidió al público que abran un círculo en el medio del Teatro de Flores para cantar En la vereda. Quienes estaban en el show, vivieron y sintieron este tema como si fuese el último, ya que el repertorio de ambos discos había sido repasado en su totalidad. Sin embargo, a mitad de la canción, la banda la fusionó con La razón que te demora de La Renga, para luego volver a unirla y terminar con la segunda parte de En la vereda. 

El Bordo saludó a su gente; Diego Kurz (guitarra), Pablo Spivak (bajo), Miguel Soifer (batería) y Leandro Kohon (teclados y armónica) dejaron sus respectivos instrumentos. Ale Kurz, quien todavía no se había descolgado la guitarra, volvió al micrófono para cantar el estribillo de El regreso. La banda se sumó y finalmente esta canción, la primera del disco Yacanto, fue la que -a toda potencia- cerró el ciclo de 2×3 que comenzó el sábado 20 de junio en el mismo lugar con la rememoración de los álbumes El carnaval de las heridas (2002) y Yacanto (2007).

Redactor: Ignacio San Román