#LaBandaDeLaSemana: Destiempo

#LaBandaDeLaSemana: Destiempo

Integrantes: Pablo Mocho Campos (voz y guitarra solera); Santiago Dor Scandurra (voces y guitarra rítmica); Patricio Aguel (saxo burdelero y arreglos); Matías Márquez (saxo alto); Tomás Llinares (bombos y redobles); Alejandro Suasnabar (flying bass); Manuel Arturo (cueros y semillas) y Pablo Brignoccoli (mística y performance).

Identidad:
Destiempo nace en 2003 como unión musical entre dos amigos de colegio, Mocho y Dor. En los años siguientes se hicieron pocas presentaciones en vivo pero muchas horas de ensayo ayudaron a afianzar la química entre ambos y la mirada del proyecto. La formación cambió bastante desde sus inicios y las presentaciones en vivo fueron esporádicas, desde fiestas en casas hasta el City Bar de Martínez. Gracias a la continua búsqueda del sonido y las inquietudes musicales, en los inicios de 2012 se logró consolidar un sonido y estilo propio que va desde el funk al rock progresivo y en agosto del mismo año se concluyó la grabación de Empiezo, el primer demo .

Influencias:
Destiempo es rock fusión para volar mentes y alterar percepciones. Siendo nuestra base fundacional el rock nos nutrimos de variados estilos para jugar en nuestras canciones. Estamos mayormente influenciados por la música de los ’60 y ’70. Las letras recorren vivencias, pensamientos y reflexiones de la vida. Si bien escribimos a partir de una idea central que recorre cada tema, nos gusta jugar con la poesía en nuestras letras buscando que el espectador complete la obra a partir de su cuota de interpretación.

Discografía:
Empiezo (2012) y La música es mi arte (2014). Este último consta de 12 temas y se pasea por el funk, la psychedelia, el rock y termina naufragando en un trío power.

Proyectos:
Estaremos componiendo mucho este 2015 para grabar a finales del año el segundo disco; trabajando con los temas de La música es mi arte, armando algunos videoclips más y tocando el disco en vivo.

CómoEsUnShowDeDestiempo?:
Intenta ser un show íntegro, jugando con la performance en vivo, acaparando completamente los sentidos del público para poder subirlo a la frecuencia ‘destiempista’. Pensamos y encaramos cada show particular buscando la debida introducción, el conflictuoso nudo para un poderoso desenlace.