Locos de Nacimiento presentó Dudosa Empatía

Locos de Nacimiento presentó Dudosa Empatía

El sábado 27 de junio, Locos de Nacimiento presentó su nuevo disco Dudosa empatía en la sala de conciertos Uniclub.

Cae la lluvia sobre las calles del Abasto. Me acerco a la entrada del local y me anuncio en la boletería mientras cierro y sacudo mi paraguas, entro por un pasillo con paredes negras y veo en la entrada a la sala un afiche en donde se presenta el motivo del show de hoy, acompañado por el arte de tapa del disco. Se escucha música de fondo; los grupitos de chicos y algunos no tanto, se acomodan en la barra para pedir algún trago de color extraño o simplemente una cerveza.

Son las 20:45 horas. Empiezan a escucharse ruidos de platos de batería y notas azarosas de un bajo. Lentamente se abre el telón. Incidiera da acceso a la jornada arpegiando el riff del primer tema de la noche. Después de una hora de demostrar que tienen la fuerza necesaria para estar sobre ese escenario, se despiden agradeciendo al público la escucha y respeto a su actuación.

La sala ya está llena y los seguidores arengan para que la banda principal aparezca. La ansiedad y adrenalina amainan cuando se escucha el pedal de bombo marcando el tempo y los instrumentos que se van afinando.

Se abre el telón repentinamente y Sebastián Turko Fiorino, cantante de Locos de Nacimiento, se presenta bailando pasos descoordinados y agitando los brazos. Su emoción puede traslucirse detrás de sus anteojos oscuros. A su lado está el resto de la banda: Nahuel Pela García Gómez y Agustín Zannoli en guitarras, Manuel Pagés en bajo y Francisco Pechi Pagés en batería.

Los integrantes se mueven al ritmo del primer tema: Piel de enero. Siguen con Manzana, Golpes bajos, Solo con sus propias mañas y Tiempo al tiempo, acompañados por el primer invitado: Gonzalo Gamallo, de La Joven Guarrior, en guitarra electroacústica. Lo seguirán con sus voces Sawa Mielnik, de La Condena de Caín, en Sin ton ni son y Sebastián Sanguinetti, de Pera de Goma, en La mosca blanca.

A medida que el show avanza, van alternando temas de su nuevo disco con los de sus dos anteriores Anzuelo (2010) y Cultura del silencio (2012). En la pantalla que hay detrás del escenario se proyectan imágenes de la película Despertando a la vida del director Richard Linklater. El público está emocionado al igual que la banda que agradece la presencia fiel de sus fans.

El Turko, con su habitual histrionismo, come una manzana mientras canta y baila al ritmo de Plástico caro. Estas frutas son las protagonistas de la noche. Sobre el escenario hay manzanas verdes y rojas desparramadas por el piso, mientras una chica de vestido blanco y la cara pintada a modo circense -que parece salida de la tapa del nuevo material discográfico-, reparte otras entre el público.

Santiago Aysine, voz de Salta La Banca y Juan Germán Piti Fernández, cantante de Las Pastillas del Abuelo, además de productor de voces de Dudosa empatía, suben al escenario para cantar Depresiones en pijamas. Al terminar, se abrazan y festejan. Se los nota a todos emocionados por compartir esta noche y ser compañeros en el difícil camino de la música.

Después de dos horas, la banda anuncia la finalización de un show que dejó conmovido tanto al público como a los músicos. Cierran la jornada con el primer tema del último disco Dudosa empatía, Social y la tradicional foto del equipo entero con los fanáticos detrás levantando las manos con sonrisas en cada una de sus caras.

Salgo del Uniclub y sigue lloviendo. Abro mi paraguas y camino hacia la parada del colectivo pensando. Locos de Nacimiento manifestó su deseo genuino de llegar a la gente desde la verdad de sus letras y la fuerza de sus melodías. Esta noche lo lograron e intuyo que van por más.

Redactora: Mariana Leanza