Murió David Bowie a los 69 años

Murió David Bowie a los 69 años

Tras el fallecimiento, el pasado 28 de diciembre, de Lemmy Kilmister, líder de Motörhead, otra muerte sacude al mundo de la música: David Robert Jones, popularmente conocido como David Bowie, falleció el 11 de enero en Nueva York a los 69 años (recientemente cumplidos el 8 de este mes) a causa de un cáncer. Así lo anunciaban esa mañana a través de las cuentas oficiales del músico en Facebook y Twitter y también lo confirmaba su hijo, Duncan Jones. “Murió pacíficamente, rodeado de su familia”, recalcaron, y fue tras 18 meses de batallar contra la enfermedad, cuya existencia era desconocida.

La consternación y la sorpresa que produjo la noticia fue expresada por diferentes artistas en Twitter e Instagram: Madonna, Foo Fighters, Iggy Pop, Rick Gervais, Imagine Dragons, Bastille, Sia, entre otros, recordaron al artista londinense.

Bowie nació en Brixton, Londres, en 1947. Fue un artista camaleónico, vanguardista, de influencia transformadora, que sorprendía constantemente con su variedad de estilos -desde hard-rock hasta jazz, soul, funk, pop y electrónica- desafiando todas las convenciones. Elvis Presley fue uno de los que marcó sus inicios al hacerle descubrir el inmenso poder de la música. Al escuchar Tutti frutti, el duque blanco habría declarado “escuchar a Dios”. Estudió arte, música, diseño y teatro, incursionó en la actuación y participó en películas como El hombre que vino de las estrellas, Laberinto, El gran truco, Sólo un gigoló y Feliz Navidad Mr. Lawrence; en teatro en la producción hollywoodense El hombre elefante.

Bowie es considerado el creador del glam rock, hizo de lo distinto una marca registrada: “Lo que hago es muy sencillo, es sólo que mis elecciones son muy diferentes de las de las otras personas”, declaró en una oportunidad. Dejó huella en la música y en la cultura popular con discos inolvidables como The man who sold the world (1970), Hunky dory (1971), The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars (1972), álbum que lo catapultó a la fama, Aladdin sane (1973), Heroes (1977), que forma parte de lo que se llamó La trilogía de Berlín, junto a Low y Lodger (1977 y 1979) o de lo más reciente, The next day (2013). Además, acababa de lanzar -precisamente el día de su cumpleaños, casi a modo de epitafio-, su nuevo álbum, Blackstar, que consta de siete temas, con Lazarus como primer single, y que ya recibió excelentes devoluciones de la crítica.

Todas las grandes leyendas de la música, no mueren, no nos abandonan; quedan inmortalizadas en su obra. Hasta siempre, Bowie.