UNA FOTO QUE HIZO HISTORIA

UNA FOTO QUE HIZO HISTORIA

Ian Mc Millan, fotógrafo, realizó una sesión de fotos el 8 de agosto de 1969. Una de ellas terminaría siendo histórica: John Lennon de blanco, al frente; Ringo Starr, de negro, en segundo lugar; Paul McCartney, descalzo y a pie cambiado – para luego dar lugar a mil historias sobre una supuesta muerte, tan fantásticas como bizarras – y George Harrison, de jean cerrando la fila. The Beatles cruzando Abbey Road, alejándose de los estudios EMI.

Según la leyenda, McCartney había muerto en un accidente automovilístico y contaba con un doble que participaba en la banda. Según los que se aferran a esta teoría, el resto de The Beatles se sentía culpable por engañar a su público y, entonces, procedieron a plantar varias indirectas en la imagen que ilustra la portada del disco.

El mismo McCartney, años después, tomaría una foto en la misma calle, paseando a su perro labrador, en el álbum Paul is Live, riéndose de aquellos rumores sobre su supuesta muerte y reemplazo por un doble. Pero además de millones de fanáticos de The Beatles que intentan diariamente tomarse la clásica foto en Abbey Road, existen muchos homenajes y parodias a la foto.